En Español & An Kreyòl

Acogiendo la vulnerabilidad en el duelo

DESCARGAR ARTÍCULO

La pérdida de un ser querido puede dejarnos en un espacio emocional difícil que muchos de nosotros a menudo deseamos evitar. El duelo puede arrojarnos a momentos de conmoción, desestabilización y confusión, realzando nuestra propia vulnerabilidad a la vez de confrontarnos con ella. Para muchos, la vulnerabilidad es una palabra aterradora, ya que a menudo se asocia con la dependencia de los demás y los temores de que otros no satisfagan nuestras necesidades. Esto, sin embargo, no es la imagen completa de lo que puede significar ser vulnerable. La vulnerabilidad también nos permite abrirnos emocional y mentalmente con nosotros mismos y confiar en otros, facilitando así la sanación y el crecimiento durante el proceso de duelo.

Entonces, ¿qué podemos hacer para acoger la vulnerabilidad en el duelo? A continuación, proporcionamos algunos consejos que pueden ayudarle a sentirse más cómodo con la vulnerabilidad en su duelo.

Sintiendo emociones complejas

La vulnerabilidad comienza con la reflexión y la aceptación de emociones variadas que podemos experimentar. Una manera genial de comenzar este proceso es nombrando las emociones que está experimentando e identificando dónde las siente en su cuerpo. A medida que aprenda más acerca de sus sentimientos, identificará el impacto que estos pueden estar teniendo en su duelo y bienestar general. De la mejor manera que pueda, permítase sentir estas emociones sin juzgarlas. Aunque esto puede conducirle a experimentar lo que está sintiendo de una forma más acentuada, también puede permitirle encontrar diferentes estrategias de afrontamiento para manejar mejor estos momentos. Esta conexión entre la mente y el cuerpo nos lleva a un lugar de amor, sanación y autoaceptación incluso en los momentos más difíciles. Este proceso también puede ser difícil al principio, pero, con la práctica, este proceso se vuelve más fácil con el tiempo.

Haciendo el trabajo de duelo

No es fácil pensar acerca del trabajo de duelo después de experimentar la pérdida de un ser querido. Algunas personas pueden evitar el trabajo de duelo debido a la sensación de vulnerabilidad que a menudo requiere. A pesar del deseo de evitar nuestro duelo, esto también puede retrasar la sanación y el poder avanzar de una manera saludable. A medida que procese la pérdida, el trabajo de duelo puede comenzar simplemente hablando con otras personas acerca de las circunstancias que rodean la pérdida y los sentimientos que está experimentando. Hablar sobre el dolor y la pérdida en un grupo de apoyo o con un profesional licenciado en salud mental lo pueden guiar en cómo salir de esos momentos difíciles hacia un espacio más estable emocionalmente. El trabajo de duelo no tiene cronología y sucede a un ritmo individual-sea amable consigo mismo durante este proceso.

Verbalizando nuestras necesidades

Parte de permitirnos ser vulnerables es traer a otros a nuestro círculo de apoyo. Para algunos, este puede ser el aspecto más desafiante del duelo a medida que manejamos los altibajos emocionales que pueden venir con duelo. No tenemos que estar solos en esto. De hecho, muchos de nuestros amigos y familiares a menudo están dispuestos y deseosos de ayudar de cualquier manera que puedan. Al expresar y verbalizar nuestras necesidades, también ayudamos a guiar a nuestros seres queridos de maneras que pueden apoyarnos y aliviar las tensiones que se enfrentan después de una pérdida. El apoyo que necesita puede ser tan simple como solicitar a alguien que sepa escuchar o aceptar servicios de niñera para permitirle un poco de tiempo libre para el autocuidado.

Los consejos anteriores ofrecen alguna orientación para ayudarle a sentirse más cómodo acogiendo su vulnerabilidad después de una pérdida. Para obtener recursos adicionales, visite nuestro sitio web en www.childbereavement.org o llámenos (888) 988-5438.

--> -->